¿Alguna vez te has preguntado qué es lo que motivó al ser humano a superar sus instintos más primarios para salir de su cueva y convertirse en creador de civilizaciones? Tic, tac, tic, tac… Efectivamente, fue la inteligencia. En los albores de la humanidad, nuestra inteligencia nos permitió dar un salto de gigante hacia adelante para sobrevivir de una forma más eficiente.

Hoy en día, la inteligencia es la verdadera herramienta que nos permite adaptarnos a una nueva realidad cambiante, digital y global en la que la automatización se ha convertido en parte fundamental del día a día.

En el entorno empresarial, al igual que en la propia historia de la humanidad, sobreviven los negocios más inteligentes porque saben adaptarse mejor a los cambios.

Desde el punto de vista de los negocios, pod

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
EnglishFrenchPortugueseSpanish